Técnicas para correr

Técnicas para correr

Si quieres comenzar el año con buen pie, entonces invierte en tu salud y práctica alguna de las técnicas para correr que mostraremos a continuación. Al realizar este deporte, consigues diversos beneficios como mejorar tu circulación sanguínea, fortalecer huesos y regenerar músculos, proteger la piel, mejorar la audición y otras cualidades, que consigues practicando este ejercicio regularmente.

Muchos abandonan esta práctica, porque consideran que no consiguen resultados notorios, sin embargo, esto ocurre por las decisiones que tomamos al ejercitarnos. Cuando practicamos este deporte, es importante contar con diversas técnicas para correr porque disminuirán la aparición de lesiones, provocando que consigas mejoras en tu rendimiento y convirtiéndote en una persona más rápida y dinámica.

Errores comunes al correr

Antes de conocer algunas técnicas para correr, es importante que reconozcas los errores más comunes. Aunque cada uno poseamos una forma diferente de practicar este deporte, existen movimientos o acciones, que, en vez de mejorar nuestro entrenamiento, dificultan nuestro crecimiento.

Entre los errores más comunes al correr, encontramos la utilización de zancadas largas, el aterrizaje fuerte sobre los pies, no abrir correctamente los brazos, inclinar tu cuerpo hacia adelante y mantener un ritmo constante que no evoluciona.

Para muchos entrenadores, lo importante es mejorar los movimientos del cuerpo, a partir de una correcta repetición de patrones que se nivelen de acuerdo a la dificultad del entrenamiento. Al perfeccionar esta técnica, podrás evitar futuras lesiones y así mejorar tu rendimiento.

Técnicas esenciales para correr

A la hora de entrenar, los especialistas recomiendan a corredores y atletas, las siguientes 4 técnicas para correr, porque son esenciales y permiten un correcto ejercicio.

  • Los corredores, necesitan mantener una excelente postura, porque te permite realizar zancadas más eficientes. Para ello, mantén la cabeza levantada, mirando al horizonte y tus hombros necesitan estar relajados, para tus pasos fluyan con naturalidad.
  • Al momento de correr, necesitas mantener tus pies cercanos al suelo y con los dedos apuntando hacia adelante. Este contacto debe ser ligero y leve, por lo cual, deberás concentrarte en realizar zancadas más cortas o rápidas, para que consigas un mayor balance en el cuerpo.
  • Necesitas tirar de tus rodillas hacia adelante, para disminuir el peso y así conseguir mejor rendimiento.
  • En el área de los brazos, deberás mantenerte relajado, pero con un dobles en los codos de 90 grados y con las manos entreabiertas, con el fin, de mejorar el dinamismo al momento de correr.

Con estas recomendaciones, podrás corregir los errores en tu técnica, con el fin, mejorar tu rendimiento y progreso. La única fórmula para progresar, es practicando constantemente para que tu cuerpo se adecue a la nueva rutina.

Técnicas para incrementar tu entrenamiento

En el caso de contar con una excelente rutina, pero buscas mejorar tu velocidad, entonces te recomendamos las siguientes técnicas para correr, con las cuales conseguirás tus objetivos.

Conoce tu tiempo y establece un objetivo

Al conocer tu marca personal, podrás crear diversos objetivos, con el fin, de superarte. Establece un tiempo determinando con una distancia particular, para que comiences a entrenar y así observes tu progreso.

Corre por caminos difíciles como una montaña

Aunque al comienzo es difícil, al esquivar obstáculos, podrás mejorar tus movimientos, y aumentarás progresivamente tu velocidad.

Mejora la forma en como respiras

Al establecer una excelente técnica de respiración profunda, conseguimos mayor entrada de oxígeno, que se traduce en mejor energía para los músculos, así podrás soportar la fatiga que se genera al entrenar.

Se recomienda inhalar y exhalar progresivamente, utilizando la nariz y la boca, así conseguirás mayor condición física

Con estas sencillas técnicas para correr, podrás mejorar tu marca y así superar todos tus retos. Asegúrate de ir mejorando tus entrenamientos paulatinamente, porque así disminuyes la aparición de lesiones y tu cuerpo se adaptaría con mayor facilidad al ejercicio.

Deja un comentario